Perro Finlandés de Laponia, un antiguo spitz europeo

Perro Finlandés de Laponia

El Perro Finland√©s de Laponia, o Lapphund Finlandes, es una antigua raza de tipo spitz que, seg√ļn se cree, se encuentra cercanamente emparentada con el lobo.

Posiblemente deriva del antiguo perro lobo de las turberas, el cual se considera el primer c√°nido que convivi√≥ con los hombres en los poblados lacustres de la Europa n√≥rdica hace al menos 10000 a√Īos.

Historia del Perro Finlandés de Laponia

La raza estar√≠a definida hace ya 7000 a√Īos como lo demuestran recientes hallazgos en la Laponia Noruega.

Fueron usados tradicionalmente, y dados a conocer mundialmente, por el pueblo Sami en el pastoreo y guardia de renos y como asistente de caza en Fennoscandia, Laponia y en la península de Kola.

Actualmente se suele utilizar como compa√Īero y tambi√©n para la custodia de ovejas y ganado variado m√°s que como guardia de renos, aunque tambi√©n sigue cumpliendo su hist√≥rica y representativa labor.

En 1945 Suecia y Finlandia decidieron reivindicar la raza e inscribirlas en sus respectivas sociedades estatales, generando a partir de ese momento un desarrollo específico en cada país, debido a las características particulares de cada proceso.

En Finlandia el nombre de esta raza ha padecido algunas variaciones a lo largo de su historia reciente: Perro Finlandés en 1945, Perro de Laponia en 1960 y Perro Finlandés de Laponia en 1993.

Su aspecto se ha vuelto estable en un corto tiempo y, hoy en día, la raza es sumamente popular en dicho país.

Curiosidad: Aunque ya no se usa tan intensamente debido al desarrollo de la moto de nieve y su amplia popularidad en los países nórdicos, este vehículo no pudo reemplazarlo como pastor de renos en muchas comunidades

El Perro Finlandés de Laponia, que galopa cuando pastorea, colabora con el perro pastor lapón, un perro trotador de pelo corto que también es autóctono de la zona.

Lamentablemente muchos perros Lapones se perdieron como resultado de la II Guerra Mundial.

Después de la guerra varios criadores en Suecia y Finlandia comenzaron a tratar de recrear la cría de perros pastores de renos en sus diversas formas, generando en esta encrucijada que cada vez más perros fueron encontrados entre 1950 y 1960 y, como resultado final, se estableció formalmente parámetros en cuanto a la separación de dos razas, dependiendo principalmente de su apariencia y el grosor del abrigo de pelo.

Una raza es la llamada Lapphund o perro pastor finlandés y la otra el pastor lapón o Lapinporokoira.

Los primeros Perro Finlandés de Laponia en llegar a los Estados Unidos probablemente arribaron en la década de 1960 junto con los inmigrantes escandinavos.

Aun así, la raza no se estableció en los Estados Unidos hasta la década de 1980, siendo en 1988 que nació la primera camada estadounidense conocido.

A fines de la década de 1990 había suficientes finlandeses interesados en la raza en los Estados Unidos que se fundó el Club Lapphund Finlandés de América (FLCA), que buscaba promover y proteger la raza en ese país.

El objetivo principal de la FLCA era lograr que el Perro Finlandés de Laponia obtuviera el reconocimiento completo, consolidando así su presencia en el ámbito internacional como una de las tantas razas que hoy en día se conocen.

Perro Finlandés de Laponia cachorro

Características de Perro Finlandés de Laponia

El Perro Finland√©s de Laponia es un perro fuerte, de tipo Spitz (Con caracter√≠sticas comunes como la presencia de pelaje grueso, cola curvada sobre el lomo y orejas levantadas) de tama√Īo mediano.

Los adultos machos alcanzan unos 49 cm del piso a la cruz, mientras que las hembras adultas suelen alcanzar los 44 cm del pecho a la cruz.

Con referencia a su peso, suelen rondar entre 19 y 21 kg para los machos, y 18 y 20 kg para las hembras.

El Perro Finland√©s de Laponia es un perro vers√°til, siendo quiz√° este el principal motivo por el cual el pueblo Saami los ha elegido durante tanto tiempo para tama√Īas obligaciones.

Son aptos para entornos rurales o familias activas con espacio y mucho movimiento y, en contraposición, son poco indicados para un entorno urbano con sus típicas limitaciones.

Como buen perro de trabajo, y gracias a que fue empleado como pastor de renos y ovejas, suele estar siempre alerta, adem√°s de ser muy receptivo y deseoso de trabajar, con grandes aptitudes como la obediencia, la agilidad, dotes naturales de pastoreo y rastreo.

Adem√°s de sus aptitudes, resulta tambi√©n un peludo f√°cil de entrenar, con una gran resistencia f√≠sica y un noble car√°cter, que suele alcanzar su m√°ximo punto cuando se encuentra en un hogar con mucho cari√Īo.

En familia son compa√Īeros tranquilos, aunque no excesivamente afectuosos, fieles, vivaces, tolerantes y d√≥ciles.

Suelen ser muy pacientes con los ni√Īos, y sosegados con otros perros. Aun as√≠, resultan un poco incompatibles con otras mascotas m√°s peque√Īas, debido a su energ√≠a que puede transformarse en torpeza.

Por √ļltimo, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse destructivos, nerviosos y ladradores, por lo que debemos estar atentos a c√≥mo suplimos esta necesidad.

Al aire libre, entonces, el Lapphund Finlandes es un gran cazador nato.

En el hogar se mantiene alerta y es un buen perro guardi√°n, as√≠ como un compa√Īero tranquilo, cari√Īoso y fiel.

Aunque no es tan ruidoso como algunas razas del grupo ‚Äúspitz‚ÄĚ, puede ser bastante ladrador, por lo que necesitar√° adiestramiento para aprender a callarse cuando se le ordene y no tornarse molesto para aquellos con los que conviva.

Curiosidad: Si bien es cierto que el pelaje de este can requiere ciertos cuidados, gracias a la √°spera capa superior que posee no acumula mucha suciedad, incluso luego de una larga jornada en el campo.

El pelaje posee dos capas, siendo largo y rígido o semirrígido en la capa exterior; mientras que resulta corto, suave, denso e impermeable en la capa inferior.

El color de dicho pelaje es fundamentalmente negro, pero puede tener distintas tonalidades que pueden llegar al pardo oscuro o al gris√°ceo oscuro, siendo todas tonalidades m√°s claras que el tono b√°sico.

También puede tener marcas blancas en el cuello, pecho y extremidades. Algunos tienen  además marcas de color gris o pardo en la cabeza y en los miembros inferiores del cuerpo, generando patrones muy llamativos y hermosos cuando se lo observa en totalidad.

El Perro Finlandés de Laponia posee un cuerpo vigoroso escondido entre tanto pelaje, que puede disimular su estructura ligeramente más larga que alta.

La cabeza presenta rasgos robustos: es más bien ancha en los machos, y con una delineación más elegante en las hembras. La frente está ligeramente abombada, que junto con el stop bien marcado le otorgan una característica distintiva, bien propia de la raza.

El hocico es bastante más corto que el cráneo, bien recto, que se estrecha simétricamente hacia la trufa.

Aunque no pareciera por su aspecto, este hocico es acreedor de una mandíbula potente, con una mordida de tipo tijera aunque posea una dentadura normal.

Las orejas son rectas, de un tama√Īo mediano, m√≥vil, bien separado y m√°s bien ancho en la base, d√°ndole as√≠ un aspecto triangular y puntiagudo. Si bien son peque√Īas, suele llevarlas siempre erguidas, estando siempre preparadas para captar aquello que lo rodea.

Por √ļltimo, la cola es un largo medio o m√°s bien corta, y est√° recubierta de pelo largo y espeso, la cual lleva portada sobre la espalda.

Es muy inteligente y dócil, al punto de que algunos ejemplares de esta raza han participado en pruebas de protección civil, obteniendo incluso mejores resultados que las razas utilizadas habitualmente en este campo.

Perro Finlandés de Laponia

Salud del Perro Finlandés de Laponia

Respecto a su salud, el Lapphund Finlandes resulta ser un perro muy fuerte, r√ļstico y saludable que no precisa muchos cuidados espec√≠ficos, adem√°s de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros.

Para obtener un buen equilibrio físico y emocional se necesita un entrenamiento físico diario con bastante carga de actividad, ya que debe tenerse en cuenta que la vida sedentaria puede ocasionar sobrepeso debido a su genética especializada en la caza.

Por otro lado, y si bien su doble pelaje los hace muy resistentes al frío y a las temperaturas bajas extremas, esto les genera que, por el contrario no toleren bien las temperaturas altas. Frente a esto, debemos evitar la exposición a estas franjas, buscando prevenir el malestar y los peligros que acarrearía en la salud de nuestros peludos.

Hay que cepillar el pelaje un par de veces a la semana, generando con esto un vínculo positivo fundado en una actividad placentera.

Aunque en la época de muda puede que haga falta realizar esta actividad todos los días, a fin tanto de retirarle los pelos muertos como para prevenir problemas en la piel.

Asimismo conviene observar con atención su pelaje, orejas y ojos de forma regular para prevenir infecciones.

Como sucede con otros perros de trabajo que realizan actividades al aire libre es necesario que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel y pelos.

Especialmente deben revis√°rsele las patas y orejas, predilecto hogar de estos indeseados¬† y da√Īinos visitantes.

Por √ļltimo‚Ķ

Antes de salir corriendo a buscar un Perro Finlandés de Laponia, ten en cuenta que un perro es para TODA LA VIDA.  El abandono NO es una opción, la decisión debe darse en ámbito familiar y  todos deben ser responsables de su Bienestar.

El¬†Kennel Club Argentino¬†es la¬†√ļnica organizaci√≥n que registra Oficialmente los perros de raza y los criadores en la Argentina. Cuando lleves un perro a tu casa verifica que tenga la documentaci√≥n¬†Oficial del Kennel Club Argentino, sino es as√≠ te aconsejamos para tu tranquilidad desistir de llevar ese perro.

Ay√ļdanos a combatir la crianza clandestina, siempre adquieran perros en criaderos Oficialmente registrados

Si todavía no tenés tu Perro Finlandés de Laponia registrado y protegido por la ley, puedes hacerlo en el Kennel Club Argentino, contáctanos pinchando aquí.

¬ŅQu√© Verificar al llevar un cachorro a casa?

Consejos a la hora de llevar un Perro Finlandés de Laponia a tu hogar es importante que tengas en cuenta ciertas cosas como:

  • Buscar un buen criador: As√≠ tendr√°s la certeza de que el cachorro es sano y excelente ejemplar, bajo el¬†est√°ndar Oficial de su raza.¬†Un buen criador, te dar√° garant√≠a que procede de padres sanos, sus papeles en regla y el pedigr√≠ del¬†√önico Registro Oficialque trabaja con¬†Criadores √Čticos. Te proporcionar√° toda la informaci√≥n que le solicites sobre la procedencia del cachorro.
  • Si no tienes dinero para comprar un cachorro, puedes adoptar un hermoso perro que est√° deseoso de recibir amor, pero hazlo en un refugio responsable y legalmente constituido.

El cachorro de debe contar con:

¬īSI POSEES UN Perro Finland√©s de Laponia O PIENSAS ADOPTAR O COMPRAR UNO, DE SEGURO ESTE DIVERTIDO PERRO ALEGRAR√Ā TU HOGAR. PERO TIENES QUE CUIDARLO MUY BIEN, Y DEDICARLE MUCHO TIEMPO. AS√ć, VIVIR√Ā MUCHO M√ĀS TIEMPO DE FORMA EXCELENTE Y FEL√ćZ A TU LADO¬®

cuatro Perros Finlandés de Laponia