Podenco Canario, un isle√Īo muy amado

Podenco Canario

El Podenco Canario es una de las razas insignia del territorio espa√Īol. End√©mico de las Islas Canarias, la adaptaci√≥n que ha tenido a las mismas ha sido perfecta, siendo uno de los emblemas de esta tierra insular tan lejana al territorio continental.

Poco a poco, con el tiempo y tras demostrar su valía en el ámbito cinegético en multitud de modalidades, cada vez se pueden ver más ejemplares a lo largo y ancho de la península, usados tanto para caza mayor, para caza menor y como una fiel mascota.

Historia del Podenco Canario

Como prácticamente la totalidad de las razas de podencos que se encuentran en la península ibérica y sus islas, para encontrar su origen debemos remontarnos a la época de los fenicios, los griegos, los cartaginenses e incluso los egipcios, ya que griegos, fenicios y cartaginenses fueron los que introdujeron en a la península Ibérica a los antepasados de nuestros podencos. Los egipcios fueron los primeros en adiestrarlos, seleccionarlos y utilizarlos, tomando como origen ejemplares como el Tésem  o Lebrel Africano.

Curiosidad: Se ha llegado a calcular que posee m√°s de 7000 a√Īos de antig√ľedad.

Haciendo un repaso a las referencias históricas y los muchos escritos que han aparecido hasta la fecha, y que hacen referencia directa o indirectamente a los perros canarios, en las cuales estos peludos se pueden identificar claramente como podencos, podemos observar su origen más probable y mejor contrastado.

Dichas referencias identifican la aparición en Canarias de estos perros traídos directamente de la parte oriental del mediterráneo por parte de los pueblos que citábamos al principio, junto con otros que compartían la cultura egipcia.

Estos perros acompa√Īaban a los habitantes por todos sus caminos y recorridos y, por ende, se fueron asentando por todo el norte de √Āfrica y toda la vertiente del Mediterr√°neo como un elemento m√°s de su cultura, como lo pudieran ser sus t√©cnicas, sus herramientas y dem√°s expresiones de la misma.

En las diferentes zonas por donde se extendieron, los perros se fueron adaptando progresivamente y evolucionando, creando en este largo proceso muchas de las diferentes razas que conocemos en la actualidad y están cercanamente relacionadas al Podenco Canario, tales como el Pharaoh Hound, el  Cirneco del Etna o el Podenco Ibicenco, el Podenco Andaluz, entre otros.

En cuanto al podenco canario, su caso es prácticamente idéntico.

Dos teorías acerca del origen de Podenco Canario

La primera indicaría que, una vez que llegaron sus antepasados a las Islas, estos peludos vivían prácticamente en libertad, favorecidos por el clima insular.

No tardaron mucho los abor√≠genes que all√≠ habitaban, conocidos como ‚ÄúGuanches‚ÄĚ, en fijarse¬† en las cualidades de estos perros para la caza, ya que en su estado casi salvaje pasaban gran parte de su tiempo cazando con mucho √©xito. De hecho, apenas se les daba de comer, por lo que ellos mismos en la mayor√≠a de los casos se proporcionaban su propio alimento mediante esta t√©cnica.

Entre las muchas cualidades que pudieron observar en estos particulares caninos, una de ellas fue que en muchas ocasiones estos se quedaban en los montones de piedras (muy comunes en las islas) parados y marcando dentro de ellos la presencia de una madriguera o de un conejo.

Esto propició que los aborígenes se aficionaran a seguirlos y levantar esas piedras después para coger los conejos, los cuales les iban a servir como fuente principal de alimento, siendo esta simbiosis uno de los principales motivos que ayudaron a que, con el paso del tiempo, se produjese su domesticación y cría intencionada para la caza.

Estos sucesos se ven refrendados con la aparici√≥n en numerosos enterramientos y tumbas, muchos de ellos siguiendo los ritos propios de la cultura egipcia, en los que aparec√≠an restos de perros con una morfolog√≠a muy parecida a la de los actuales podencos. La evoluci√≥n tanto funcional como f√≠sica que sufrieron estos podencos con el paso de los a√Īos hizo el resto hasta llegar al perro que hoy todos conocemos.

La segunda de las teor√≠as que se han barajado hasta la fecha habla del origen de esta raza aut√≥ctona Canaria tan particular a la introducci√≥n en dichas islas de Podencos Baleares acompa√Īando a los frailes mallorquines que en el siglo XIV, los cuales acudieron con la misi√≥n de evangelizar las Islas Canarias.

Esta teor√≠a se basa en una posterior adaptaci√≥n f√≠sica y funcional de los mencionados Podencos Baleares hasta convertirse en los Podencos Canarios de hoy d√≠a. En todo caso, esta √ļltima teor√≠a reflejar√≠a un origen com√ļn en el antiguo Egipto, teniendo como pariente m√°s primitivo, como dec√≠amos antes, al T√©sem (o Lebrel Africano), desplazado poco a poco hacia el extremo occidental mediterr√°neo.

Lo que la diferencia es que, entre medias, habría habido un paso evolutivo intermedio entre esos Podencos Baleares y los actuales Podencos Canarios, y no una adaptación y evolución directa como parece que realmente sucedió. Por ende, y tras conocer todos los indicios que se incluyen en la primera teoría, resulta ser casi con total seguridad la menos probable.

En ocasiones estos antepasados eran descritos como perros con un gran parecido al lobo pero de menor tama√Īo o incluso se lleg√≥ a hablar de perros con las orejas algo m√°s gachas y rabo ca√≠do pero que nada ten√≠an que ver con lo que se conoce como perros Majoreros.

Alg√ļn estudio posterior habla de los primeros perros canarios como perros que guardaban cierta similitud con el dingo australiano, una descripci√≥n que podr√≠a coincidir en muchos puntos con la del propio t√©sem y acentuar√≠a el ancestro en com√ļn que estas razas poseen.

Curiosidad: Debido a la domesticaci√≥n del hur√≥n, se acab√≥ practicando la caza conjunta con podencos y hurones en la zona, modalidad que a√ļn perdura en la actualidad

Cuenta alguna conocida historia que unos cachorros de Podenco Canario fueron regalados al rey Juga, el cual reinaba en parte del territorio canario y que tambi√©n ten√≠a hurones. √Čste practic√≥ la caza conjunta con estos, ya que la caza era considerada una pr√°ctica cotidiana de la nobleza

Se estima que este rey pedía que se le mandasen ejemplares, tanto de Podencos como hurones, seleccionados especialmente de islas muy concretas y, por supuesto, de primerísima calidad para ser utilizados para la caza, ayudando así a que la raza se mantenga en vilo y no corra peligro de desaparecer.

En cuanto a la historia reciente del Podenco Canario cabe resaltar que las primeras concentraciones de ejemplares de esta raza se empezaron a realizar en 1980. En 1982 se present√≥ la raza y se cre√≥ el Club Espa√Īol del Podenco Canario.

Aun as√≠, no fue hasta el a√Īo 2001 que fue reconocida oficialmente por REAL DECRETO 558/2001, de 25 de mayo, estableci√©ndose una referencia clara y un antecedente claro del registro de esta raza en particular en m√°s de un organismo, pasando a un plano m√°s internacional y dejando la exclusividad de las Islas Canarias.

Podenco Canario

 

Características del Podenco Canario

Una característica principal del Podenco Canario, y que lo llevó a ser el prodigioso cazador de presas Menores y Mayores por igual, es su gran capacidad olfativa. Si bien posee agudas capacidades en materia auditiva y visual, utiliza su olfato como principal herramienta para descubrir y seguir a sus presas, en comunión con su particular composición física que lo hace un excelente corredor.

Estos tiernos peludos son de tama√Īo medio, con un peso adulto que oscila entre los 20 y los 25 kilogramos y una altura a la cruz de 55 y 64 cent√≠metros en los machos y 53 y 60 en las hembras.

Tienen un cuerpo esbelto y fibroso, con m√ļsculos potentes y muy definidos, de lomo largo y pecho desarrollado, pero no demasiado prominente. Sus extremidades son rectas y finas pero muy fuertes, gracias a lo que soporta largas y exigentes jornadas de trabajo.

Presentan una cola siempre recta, de inserción baja y formas redondeadas con punta algo más afinada.

La cabeza de estos podencos es larga y con forma c√≥nica teniendo un ligero stop y acabando y una trufa ancha en un color en armon√≠a con el del pelaje. Tienen un hocico ancho y unos ojos peque√Īos y de forma almendrada, cuyo color es √°mbar, dependiendo su intensidad de la del propio pelaje, pues suelen ir en sinton√≠a.; y unas orejas grandes, triangulares y erguidas.

El manto de los Podencos Canarios puede ser de distintas tonalidades de rojo y blanco, que varían desde el naranja hasta el caoba. El pelaje es corto, liso y bastante denso.

En cuanto a su carácter, poseen una ligera tendencia hacia el nerviosismo causada por su gran energía. Aun así, esto no significa que sea malo, puesto que su temperamento es noble, valiente y resulta un perro dócil para recibir órdenes.

Por √ļltimo, se dice que este compa√Īero es el ‚Äúamigo del que no vive en el hogar‚ÄĚ, puesto a qu√© act√ļa de forma juguetona incluso con aquellos que no conoce, adem√°s de llevarse buena forma con otras mascotas con las que pudiera convivir.

Cabeza de Podenco Canario

 

Salud del Podenco Canario

De forma general, el Podenco Canario goza de un buen estado de salud, sin embargo, como ocurre con todas las razas caninas, es susceptible a padecer el desarrollo de ciertas enfermedades hereditarias de entre las que destacamos la displasia de codo, la displasia de cadera o la epilepsia idiop√°tica

A fin de cuidar de su pelaje, se recomienda cepillarlo con bastante regularidad con un guante de goma, y ofreci√©ndole un ba√Īo cada uno o dos meses, dependiendo del nivel de suciedad acumulada.

A su vez, de forma regular, deberemos prestar atenci√≥n a la limpieza de sus o√≠dos, la limpieza del lagrimal o el corte de u√Īas, que variar√° seg√ļn la edad, etapa y rutina del individuo.

Como siempre, mantener la vacunación y desparasitación al día es muy importante para evitar enfermedades transmisibles y evitables.

Por √ļltimo‚Ķ

Antes de salir corriendo a buscar un Podenco Canario, ten en cuenta que un perros es para TODA LA VIDA.  El abandono NO es una opción, la decisión debe darse en ámbito familiar y  todos deben ser responsables de su Bienestar.

El¬†Kennel Club Argentino¬†es la¬†√ļnica organizaci√≥n que registra Oficalmente los perros de raza en la Argentina. Cuando lleves un perro a tu casa verifica que tenga la documentaci√≥n¬†Oficial del Kennel Club Argentino, sino es as√≠ te aconsejamos para tu tranquilidad desistir de llevar ese perro.

Si todavía no tenés tu Podenco Canario registrado y protegido por la ley, puedes hacerlo en el Kennel Club Argentino, contáctanos pinchando aquí.

¬ŅQu√© Verificar al llevar un cachorro a casa?

Consejos a la hora de llevar un Podenco Canario a tu hogar es importante que tengas en cuenta ciertas cosas como:

    • Buscar un buen criador: As√≠ tendr√°s la certeza de que el cachorro es sano y excelente ejemplar, bajo el¬†est√°ndar Oficial de su raza.¬†Un buen criador, te dar√° garant√≠a que procede de padres sanos, sus papeles en regla y el pedigr√≠ del¬†√önico Registro Oficialque trabaja con¬†Criadores √Čticos. Te proporcionar√° toda la informaci√≥n que le solicites sobre la procedencia del cachorro.
    • Si no tienes dinero para comprar un cachorro, puedes adoptar un hermoso perro que est√° deseoso de recibir amor, pero hazlo en un refugio responsable.

El cachorro de debe contar con:

¬īSI POSEES UN Podenco Canario O PIENSAS ADOPTAR O COMPRAR UNO, DE SEGURO ESTE DIVERTIDO PERRO ALEGRAR√Ā TU HOGAR. PERO TIENES QUE CUIDARLO MUY BIEN, Y DEDICARLE MUCHO TIEMPO. AS√ć, VIVIR√Ā MUCHO M√ĀS TIEMPO DE FORMA EXCELENTE Y FEL√ćZ A TU LADO¬®

 

Podenco Canario parado sobre piedras