¬ŅLos perros ayudaron al hombre a sobrevivir?

¬ŅLos perros ayudaron al hombre a sobrevivir?

El descubrimiento de unos grabados en Arabia Saud√≠ muestra que los hombres ya cazaban con canes hace 8.000 a√Īos y que fueron fundamentales para su supervivencia

Los cient√≠ficos siguen tratando de comprender cu√°ndo y c√≥mo, hace miles de a√Īos, comenz√≥ la relaci√≥n de los humanos con los¬†perros. Unos grabados descubiertos recientemente en Arabia Saud√≠, que muestran a hombres y canes cazando juntos, y controlados con correas, ayudan a comprender algo mucho m√°s importante: sin¬†los primeros animales que domesticamos, nuestra supervivencia como especie hubiese sido mucho m√°s complicada, incluso imposible.

Grabados de perros y humanos datados hace 8.000/9.000 a√Īos en Arabia Saud√≠. ASH PARTON / MARIA GUAGNIN PALAEODESERTS SURVEY)

Los trabajos sobre el origen del perro se basan por un lado en investigaciones del ADN antiguo para descubrir cu√°ndo se separ√≥ del lobo ‚ÄĒlas √ļltimas hip√≥tesis apuntan a que los primeros¬†surgieron hace unos 33.000 a√Īos en Asia‚ÄĒ¬†y en tratar de deducir la forma en que se produjo la domesticaci√≥n¬†‚ÄĒlas √ļltimas hip√≥tesis apuntan a que fueron ellos los que nos domesticaron, los que se acercaron a los asentamientos en busca de comida‚ÄĒ.

Por otra parte, también rastrean evidencias arqueológicas que demuestren desde qué momento compartimos el mismo espacio y, sobre todo, para qué los utilizábamos.

Los grabados descubiertos en el noroeste de Arabia Saud√≠, en los yacimientos de Shuwaymis y Jubbah, representan un gran avance: est√°n entre las im√°genes m√°s antiguas de perros, ya que tienen entre 8.000 y 9.000 a√Īos (todo indica que son las m√°s remotas, aunque existe una cer√°mica en Ir√°n con perros de hace ocho milenios), pero, sobre todo, son las primeras que muestran el trabajo conjunto con los humanos. En total aparecen en 350 grabados y en unos cuantos se les ve claramente cazando, a veces sujetos con correas, acompa√Īando a hombres armados. Por su aspecto podr√≠a tratarse de una raza que todav√≠a existe: los perros de Cana√°n. Un problema es que las dataciones no son directas, sino que se basan en yacimientos de su entorno, lo que siempre crea controversias.

¬ęLas im√°genes nos muestran que los cazadores controlaban a los perros y que les utilizaban para sus estrategias de caza, mucho antes de que hubiesen sido domesticado otros animales, como vacas o cabras. Hasta ahora no estaba claro si los perros se sent√≠an atra√≠dos por los asentamientos humanos o si fueron domesticados activamente¬Ľ, explica Maria Guagnin, investigadora asociada del Instituto Max Planck, actualmente en la Universidad Libre de Berl√≠n y una de las autoras del trabajo, publicado en el¬†Journal of Anthropological Archaeology. ¬ęEl uso de perros incrementa las posibilidades de cazar y ayuda a los humanos a sobrevivir, especialmente cuando la comida es escasa y s√≥lo est√° disponible en ciertos momentos del a√Īo¬Ľ, agrega Guagnin.

Aunque asegura que se trata de un hallazgo dif√≠cil de datar, el investigador de la Escuela de la Arqueolog√≠a de la Universidad de Oxford, Greger Larson y uno de los principales investigadores del origen de los perros, reconoce la importancia del descubrimiento. ¬ęParece razonable pensar que son perros y que los humanos cazan con ellos. Me parece que es m√°s dif√≠cil interpretar si se trata de correas, pero es indudable que trabajan juntos¬Ľ, asegura. El lugar del descubrimiento, en cambio, aporta dos informaciones cruciales: el neol√≠tico, esto es, la agricultura y la domesticaci√≥n de otros animales, no hab√≠a llegado hasta all√≠ todav√≠a y, lo que es m√°s importante, est√° fuera del alcance natural del lobo. Esto quiere decir que son perros domesticados anteriormente, que viajaron hasta all√≠ con los humanos.

Dos perros ante un le√≥n, grabados hace 8.000/9.000 a√Īos. HUW GROUCUTT / MARIA GUAGNIN PALAEODESERTS SURVEY)

Larson es uno de los impulsores de la creaci√≥n de una enorme base de datos gen√©tica para analizar ADN de perros prehist√≥ricos, el Palaeogenomics & Bio-Archaeology Research Network. ¬ęLos principios son siempre muy dif√≠ciles de identificar.¬†El origen gen√©tico de los perros sigue siendo un l√≠o¬Ľ, explica Larson. La investigadora Mietje Germonpr√©, del departamento de paleontolog√≠a del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales, participa en ese proyecto y fue una de las descubridoras de un cr√°neo, posiblemente de perro, de unos 32.000 a√Īos de antig√ľedad, encontrado en la cueva belga en Goyet. Sin embargo, este descubrimiento tiene sus detractores y el debate sobre el origen del perro se mueve en una inmensa horquilla que va desde los 10.000 a los 38.000 a√Īos. El momento en el que acaba el lobo y empieza el perro no est√° fijado por la ciencia.

Pero los dibujos de Arabia Saud√≠ abren una nueva perspectiva porque la relaci√≥n qued√≥ grabada en la piedra. ¬ęMuy probablemente ten√≠an una gran importancia para los hombres porque est√°n conectados mediante correas. Todo esto sugiere que su presencia en la caza era muy √ļtil y que las presas pod√≠an ser encontradas, y matadas, mucho m√°s f√°cilmente gracias a los perros¬Ľ, asegura Germonpr√©. Robert Losey, profesor de Antropolog√≠a en la Universidad de Alberta (Canad√°) y uno de los grandes estudiosos de la relaci√≥n entre perros y hombres, se√Īala por su parte: ¬ęEstas im√°genes indican que hemos vivido cerca de los perros desde hace miles de a√Īos. Y que llevamos milenios cazando con perros. Se sospechaba desde hace mucho, pero hasta ahora no se hab√≠a demostrado con evidencias arqueol√≥gicas¬Ľ.

Preguntado sobre si los perros nos ayudaron a sobrevivir, el profesor Losey se muestra rotundo: ¬ęSin ninguna duda. En algunas situaciones, los perros pueden aumentar mucho nuestra habilidades. Si no llegan a estar con nosotros, es muy posible que no sigui√©semos aqu√≠¬Ľ.

Fuente: EL PA√ćS

Madrid