Chindo o Jindo una raza extraña

El perro Chindo o Jindo o Yindo (coreano hangul=진돗개 hanja=珍島개) es una raza de perros muy antigua originaria de la isla de Chindo en Corea del Sur, donde se encontraba en forma silvestre, dedicado a la cacería.

Actualmente está protegido por la Ley de Protección de Bienes Culturales de Corea.

Los perros vivieron sin restricciones en la isla junto a sus dueños durante miles de años para convertirse en una raza con demostradas capacidades en la caza. En 1962 la raza fue nombrada Tesoro Natural de Corea, y en 1988 el Jindo desfiló en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Seúl.

Chindo o Jindo una raza extraña

Fueron llevados a los Estados Unidos y otros países por los migrantes coreanos.

Los expertos coinciden en que esta raza vivió en la isla de Chindo durante mucho tiempo. Los estudios genéticos han demostrado su parentesco con el perro esquimal canadiense, así como con los perros de Sajalín y con otras razas coreanas, incluido el Sapsali. Esto significa que pertenece a un grupo antiguo de perros que pasaron de Asia a América hace siglos.

Los estudiosos del perro de Carolina del sud de Estados Unidos han encontrado notorias similitudes entre ese perro y el de Chindo.

Ha habido sin embargo muchas teorías sobre el origen del perro de Chindo. Una de ellas lo consideraba híbrido de perros nativos con perros mongoles de la época en que fuerzas mongolas invadieron Corea, alrededor del siglo XIII.

Son perros muy ágiles y atléticos. Necesitan mucha estimulación física y mental diaria. Esta raza es prominentemente guardiana y cazadora, desconfiada de los extraños, es territorial y muy independiente.Son venerados en la provincia de Jindo.

Chindo o Jindo una raza extraña

La reconocida valentía y lealtad de esta raza está representada por un cuento conmovedor: “Un Jindo llamado Baekgu fue vendido y transportado a lo largo de 300 km. Regresó a su dueño original más de siete meses después, demacrado y casi muerto”. Esta historia es tan popular en Corea que inspiró caricaturas, un documental y un libro de cuentos.

Características

el Chindo o Jindo posee dos capas de pelo. La parte superior de la cabeza es amplia y redondeada. Presenta dimorfismo sexual, las hembras tienen la cabeza más angular que los machos.

Viene en 6 colores

Peso: Macho: 18–23 kg, Hembra: 15–19 kg

Altura: Macho: 50–55 cm, Hembra: 45–50 cm

Si se lo deja solo durante largos períodos de tiempo, encontrará la manera de entretenerse y no siempre de la manera más productiva. Se sabe que los jóvenes Jindos destruyen muebles,  pequeños objetos e incluso trepan paredes y vallas cuando se les deja solos durante demasiado tiempo.

Chindo o Jindo una raza extraña cachorros

Temperamento

El Chindo o Jindo es rápido y fácil de entrenar debido a su alta inteligencia. son capaces de aprender incluso comandos complicados con rapidez, pero su astucia pueden ser un poco testarudos. Su inteligencia los lleva a exigir respeto antes de dar su lealtad inquebrantable a sus dueños.

El Chindo o Jindo es una gran mascota ideal para propietarios activos y con tiempo para dedicarle. Tienen una gran lealtad hacia sus propietarios, lo que los convierte en grandes compañeros, más bien reservados con extraños, haciéndolos también eficaces perros guardianes.

De hecho, son tan buenos perros guardianes que el ejército coreano frecuentemente los usa como perros de guardia para bases militares.

Los Chindos o Jindos necesitan socializarse temprano si van a estar expuestos a niños y otras mascotas. No son conocidos por tener una naturaleza agresiva, pero son muy protectores de sus dueños. Por ese motivo con frecuencia, pueden mostrarse agresivos ante hechco que consideren peligrosos, todo esto unido a su instinto de caza y de hacer presa, hacen que deba darse un entrenamiento cuidadoso y paciente.

Chindo o Jindo una raza extraña

Colores

Presenta seis coloraciones:

Colores: Blanco, Negro, Pelaje atigrado, Negro y canela, Rojo cervato, Sable